0
Share

Combinando los dos atractivos más solicitados cuando se habla de vacaciones, Puerto de Mazarrón despliega hermosas playas desde las cuales se puede ver un hermoso atardecer, con zonas montañosas, perfectas para ir de acampada y excursión, para perderse un rato y estar en soledad, o acompañado de la pareja, familia o amigos.

Playas de Mazarrón

Puerto de Mazarrón: Atractivos marítimos

Estos son en realidad muy obvios, sus playas de agua cristalina, posadas a orillas del hermoso mar mediterráneo, son destinos perfectos para pasar un fin de semana, en entornos que combinan lo paradisíaco con lo inhóspito. Sus playas son de suave arena, de tono entre marrón y amarillo.

Si deseas playas planas, sin rocas, donde puedas tomar el sol de forma apacible, lo más recomendable es la parte oeste de sus costas, donde se encuentran las playas Reva, Grande, e Isla. Hacia el este, se encuentran playas más rocosas, en las cuales se pueden observar diversos complejos turísticos, como lo son Isla Plana, y la Azohía.

En los últimos años, esta zona desarrolló un crecimiento turístico nunca antes visto, con lo que se crearon diversos sitios de hospedaje, en los que se pueden pasar noches de tranquilidad, estando cerca del centro de la ciudad, para disfrutar de una salida nocturna casual. 

Sumado a esto, los deportes acuáticos en esta zona no se hacen esperar, ya que se puede hacer surf, o windsurf, según se prefiera. Sumado a esto se pueden alquilar hermosos barcos de diferentes tamaños por algunas horas, para poder disfrutar del mar abierto, cabe destacar que dichos botes, según sea su tamaño, cuentan con capitán y tripulación. Además, se pueden realizar avistamientos de delfines y ballenas según sea la temporada.

Puerto de Mazarrón: Atractivos agrestes

Algo que llama mucho la atención de esta zona, son los centro arqueológicos que aquí se encuentran, ya que posee varios emplazamientos de diversas civilizaciones que se remontan a miles de años en el pasado, los cuales se pueden visitar de forma cotidiana, e incluso algunos están funcionando en la actualidad, así como lo hacían hace centenares de años. 

1. Factoría Romana de Salazones

Funcionando desde tiempos antiguos, esta fábrica se encarga de la creación del pescado en salazón, el cual se emplea para consumo local y para exportaciones. Esta utiliza las mismas técnicas que se empleaban desde el tiempo de los romanos, las cuales se pueden ver en práctica en el complejo.

Además, también se puede comprar la mercancía allí fabricada, para poder disfrutarla acompañada de un delicioso vino.

2. Centro de interpretación del Barco Fenicio

Siendo los restos fenicios más antiguos de los que se tenga conocimiento en el mundo, fueron descubiertos en el año 1988, y desde entonces han servido como atractivo turístico en la zona, así como lugar de estudio para diversos historiadores y arqueólogos, que han visitado la zona con el paso del tiempo. Este se ubica en Playa de la Isla.

3. Punta de gavilanes

Este se suma a los restos arqueológicos fenicios de alto interés, tanto científico como turístico. Data del segundo milenio hasta el siglo 3 antes de cristo, por lo que cuenta con gran diversidad cultural, y cuenta una historia fascinante. Se ubica geográficamente entre las playas de Bahía, y La Pava. 

4. Casa Romana del Puerto de Mazarrón

Ubicada en la Calle Era, esta casa fue construida por el imperio romano de occidente, y aunque en este momento solo quedan sus cimientos, estos no han sido perturbados, sino que se han conservado desde su descubrimiento.

Hoy se postra como una ventana al pasado, que deja ver cómo era la vida hace siglos, para quienes vivían por sobre la clase social baja. Esta se ubica en el casco central de la ciudad.

5. Torre de Santa Isabel

Conocida también como torre vieja, fue construida en el siglo XVI, y funcionó como primera línea de defensa para evitar los ataques piratas, que asolaban esta parte del mediterráneo. Actualmente es uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad.

Senderismo y aventura

Alrededor de esta ciudad, se encuentran 35 rutas distintas, en las cuales se puede hacer senderismo, y dar una caminata al aire libre, en un ambiente sorprendente y multicolor, gracias a su peculiar arena roja. 

Existen también diversas minas clausuradas, a las cuales no se puede entrar, pero sus alrededores funcionan como perfectos escenarios fotográficos.

Comida de primera calidad

Los restaurantes de la ciudad emplean productos frescos extraídos directamente de Murcia, con los cuales preparan deliciosos platillos tradicionales, como lo son los calamares, las almejas, y el gazpacho. Y si se desea algo menos elaborado, se pueden degustar deliciosas carnes y/o paellas. La mayoría de estos restaurantes tienen una hermosa vista al océano, y cuentan con terrazas al aire libre, que permiten disfrutar de la brisa marina. Cabe destacar que los rangos de precio varían según el restaurante elegido, pero existen comidas para todos los gustos y presupuestos, por lo que esto no será un problema.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *