0
Share

Cuando se piensa en Pamplona, es difícil que no lleguen a la mente; atuendos blancos con pañoletas rojas, ya que esta ciudad es mundialmente conocida por los Sanfermines, festividad a la cual asisten miles de personas de todo el globo, para vivir de primera mano la adrenalina de ser correteado por toros de gran tamaño ¿Pero hay algo más en Pamplona? ¡Claro que sí!

Catedral de Pamplona

Sitios turísticos de la ciudad

Es cierto que cuando no es época de Sanfermines, los atractivos de la ciudad se notan desconocidos, pero esto no significa que no posea ninguno, ya que esta cuenta con una hermosa arquitectura clásica, y diversos lugares que vale la pena visitar mientras se está en esta hermosa ciudad.

1. Ayuntamiento

Uno de los sitios más emblemáticos de la ciudad, tiene una fachada clásica, adornada con diversas columnas, y balcones con enrejados de hierro forjado a mano con adornos de bronce. Se encuentra coronado con hermosas estatuas de piedra maciza, dos campanas, y un reloj análogo. Se encuentra ubicado en la Plaza Consistorial.

2. Casco histórico

Plagado de historia, presenta hermosas calles con disposición medieval. Estas son estrechas y rústicas, rodeadas como construcciones clásicas, que poco han sido alteradas con el paso del tiempo. Son perfectas para una caminata en pareja.

Sumado a esto, en esta parte histórica de la ciudad existen diversos monumentos que merece la pena visitar. Sumado a esto, la ciudad conserva intactas las murallas del siglo XVI, que en algún momento le sirvieron como principal medio de defensa. 

3. Ciudadela de Pamplona

Empleada para diversas actividades culturales, se encuentra en un estado de conservación inmaculado, pudiéndose apreciar los pequeños detalles de su construcción y diversos ornamentos que se utilizaron tanto en su fachada como en su interior.

Es una fortificación del renacimiento, y se puede ver la opulencia que se acostumbraba emplear en esa época. Fue erigida bajo la orden real de Felipe II, y se encuentra abierta al público para ser apreciada.

4. Plaza del castillo

Era la parte central de un hermoso complejo de construcciones, específicamente, dos castillos que se erigían a su alrededor, los cuales ya no se encuentran. No obstante, dicha plaza aún conserva su esplendor clásico, y puede ser visitada por los turistas de forma cotidiana. 

Es perfecta para pasar una tarde tomando un café, disfrutando de la gastronomía local con unos deliciosos pinchos, y hablando con esa persona amada.

5. Monumento al encierro

Por su tradición taurina, difícilmente pamplona se iba a quedar sin un monumento a sus fiestas patronales, Esta hermosa escultura de bronce está compuesta por 19 figuras, los cuales son 3 cabestros, 6 toros y 10 corredores. 

Fue creada en un plazo relativamente largo, ya que su revelación fue doble, una primera parte en 1994, y otra en 2007. Esta fue creada por el artista de origen vizcaíno, pero naturalizado pamplonés, Rafael Huerta.

6. Catedral de Pamplona

Siendo la catedral mejor preservada de España, ha de ser una parada obligatoria en cualquier viaje. Si bien por fuera no llega a ser la más vistosa, en su interior guarda una increíble hermosura, detalles arquitectónicos, y piezas clásicas de mobiliario que han sobrevivido el paso del tiempo. 

Pamplona, ciudad de arte

Para muchas personas esto es un secreto, pero la verdad es que esta ciudad cuenta con una amplia cantidad de museos, en los cuales demuestran diversas colecciones de piezas de arte histórico, repartidas en diversas eras del tiempo. Muestran artistas citadinos, arte de la zona, también tienen incluso obras de los mejores pintores del mundo.

Tanto así, que el en el Museo de la Universidad de Navarra, se tienen piezas de Picasso, Chillida, Tapies, y Kandinsky. Además, en el Museo de Navarra existe una extensa colección de arte de la región, de hecho, estas datan desde la prehistoria hasta el siglo pasado, por lo que existe mucho que disfrutar en estos centros históricos.

Zonas comunes y de relajación.

Aire fresco y hermosos paisajes es lo que se pueden encontrar en los parques verdes de esta ciudad, los cuales son muchos, y se prestan para perderse en la belleza y tranquilidad de los árboles, plantas y pájaros que llegan cantando.

Uno de los más visitados es el Parque Fluvial del Pamplona, el cual sigue el camino trazado por el río Arga, este se extiende por casi 11 kilómetros de longitud, los cuales son fáciles de caminar, y excelente para relajarse con el sonido del agua que discurre por el rio.Sumado a esto, y si no se desea alejarse de la parte histórica de la ciudad, se poseen los parques de Antoniutti, Media Luna, Ciudadela, y Taconera. Si se busca algo más exótico, se puede visitar el parque Yamaguchi, el cual es completamente japonés, y cuenta con un hermoso observatorio espacial, y cerca de este, se encuentra el Jardín Galaxia, una obra de arte por derecho propio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.