0
Share

Galicia es una de las comunidades autónomas de España más conocidas, conformada por 4 provincias. Esta comunidad se encarga de presidir en la zona noreste de toda la península ibérica. Cuenta con diferentes atractivos históricos, cultuales y naturales. Una de las localidades más conocidas es Castro de Viladonga. Si quieres conocer más sobre él, te invitamos a que continúes leyendo

Castro de Viladonga

Castro del Rey y “El Castro de Viladonga”

Uno de los municipios más visitados en estos últimos años de la comunidad de Galicia, es Castro del Rey. El motivo de que sus visitas turísticas aumenten, es que en esta localidad es donde se encuentra “Castro de Viladonga” uno de los monumentos históricos más impresionantes de la historia española

El Castro de Viladonga no es más que una fortificación o ciudadela pre-romana que se construyo hace muchísimo años, se estima que fue elaborada a finales de la edad del Bronce o durante la edad de Hierro.

Actualmente, este lugar es considerado como un museo arqueológico que tiene fragmentos importantes sobre el desarrollo de la vida militar romana. El Castro de Viladonga cuenta con unas grades murallas a sus alrededores en conjunto con fosas. 

La estructura del lugar es en forma circular. En donde en la parte central de toda la fortificación se han encontrado los restos de lo que parecía eran las primeras edificaciones de casas y corrales privados.

Qué puedes ver en el Castro de Viladonga

A pesar, de que el Castro de Viladonga es un sitio de gran interés turístico, muchos turistas en varias ocasiones han llegado allí y no saben qué hacer. Para que esto no te vaya a suceder, algunas de las cosas que se puede ver y hacer son las siguientes:

1. Pequeño paseo

Caminar por toda la pequeña fortificación pre-romana es una actividad que se puede hacer completamente gratis. En algunas ocasiones se cuenta con la presencia de un guía turístico que va explicando poco a poco cada una de las áreas.

2. Sistema defensivo

Una  las cosas que más llama la atención, es la forma en la que los romanos desde años pasados buscaba la manera de poder aislar su pequeña fortificación del exterior por medio de un sistema de defensa que les ayudará a estar seguros. Algunos de los elementos que más se destacan son las murallas y las fosas.

3. Viviendas

Ver la distribución de las viviendas en el Castro de Viladonga permite demostrar que la jerarquización existía desde hace muchos años. Puesto que en esta fortificación se puede encontrar la vivienda mayor, las viviendas en el norte y las viviendas en el sur.

4. Visita su museo

Este es el sitio ideal que debes visitar una vez que hayas completado todo tú recorrido por el Castro de Viladonga, ya que cada una de tus dudas pueden ser respondidas por medio de los descubrimientos científicos que se han realizado en el lugar.

Museo del Castro de Viladonga

Museo Monográfico del Castro de Viladonga

Esta es uno de los principales atractivos que tienen los restos del Castro de Viladonga. Se encuentra ubicado justo en la parte más baja de la muralla. En esta sección, se pueden encontrar cuatro salas, en las cuales se han subdividido cada una de las piezas arqueológicas de interés de que se han obtenido de las excavaciones del lugar.

Cada una de las salas tiene un objetivo diferente, por lo cual se recomienda ir visitándolas en orden. De esta manera, se puede entender con mayor facilidad todos los descubrimientos que se han realizado en la zona.

  • La sala 0, esta es la primera sección que se debe visitar del museo, en ella se busca explicar paso a paso como fue la historia del yacimiento del castro. Así como también se presenta la exposición de algunos artefactos que se encontraron durante las primeras excavaciones realizadas en el lugar.
  • La sala I, esta es la segunda sección que se debe visitar del museo, en esta se busca explicar toda la distribución externa que tiene el castro de Viladonga, comenzando con los estructuras defensivas que tienen a sus alrededores y procediendo luego con la parte interna en donde se encontraban las edificaciones y los rebaños.
  • La sala II, esta es la tercera sección que se debe visitar del museo, en ella se encuentran todos los objetos y elementos de uso diario que solían utilizar los habitantes del castro. De igual manera, se encuentran algunas laminas explicativas sobre para que se utilizaba cada una de ellas.
  • La sala III, esta es la cuarta sección que se debe visitar del museo, esta es la sección que se enfoca más en estudiar y comprender más el comportamiento de la antigua civilización que habitaba el lugar. Enfocándose primeramente en las creencias religiosas que tenían y tradiciones que realizaban.
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.