0
Share

En sus comienzos, el barrio de Belgrano fue tierra de pastoreo y cría de ganado. Su nombre era Pago de Montes Grandes y pertenecía a la provincia de Buenos Aires. Llegado el año 1880 a causa del levantamiento de Tejedor esta parte, que actualmente pertenece a la Capital Federal, se hizo mucho más importante por ser sede del Gobierno de la Nación.

En aquellos años, las distintas sesiones de las cámaras se llevaron a cabo donde hoy en día se encuentra el Museo Histórico Sarmiento. Llegado el año 1887, el Gobierno de la Nación entregó las tierras pertenecientes a los partidos de Belgrano y San José de Flores. Se convirtió en ese instante en un nuevo barrio porteño.

Barrancas de Belgrano

Un sitio obligado para visitar en la zona son las Barrancas de Belgrano. Estas fueron pensadas por Charles Thays, un arquitecto especializado en paisajismos, quien también se encargó de mejorar el Parque 3 de Febrero.

Barrancas de Belgrano

En sus comienzos, dicha barranca era una terraza fluvial que se encargaba de limitar las tierras bajas que había en el barrio. El enorme predio pertenecía a la quinta de Valentín Alsina. Llegado el año 1871, los habitantes de la zona compraron el sector de la quinta y lo transformaron en un paseo libre.

Cuando Belgrano pertenecía a la provincia de Buenos Aires, allí había una iglesia franciscana construida en el siglo XVIII. Hoy es recordada con una placa, justo en la esquina de 11 de Septiembre y La Pampa. Se convirtió en un hermoso parque botánico en el que se pueden admirar más de 67 especies vegetales como magnolias, tilos y ombúes, entre otras.

También nos toparemos con antiguos adoquines del siglo XIX y llamativas esculturas. Por ejemplo, una mini Estatua de la Libertad, la cual fue realizada por Fréderic Auguste Bartholdi, el mismo que realizó la original que se encuentra en Nueva York.

Barrio Chino

No podemos dejar el barrio de Belgrano sin conocer el Barrio Chino, el cual comienza su recorrido con un imponente arco de estilo oriental, el cual se inauguró en el año 2009 y se encuentra en la calle Arribeños. El mismo fue traído de China e instalado por la asociación de comerciantes del oriente. 

Barrio Chino

El barrio en sí fue inaugurado en el año 2006, a pedido de un grupo de comerciantes asiáticos. El tiempo pasó y la zona empezó a crecer cada vez más, hasta extenderse a calles perpendiculares a Arribeños. Hoy en día, es visitado por miles de personas cada día y cuenta con una decena de negocios con productos traídos del oriente y que, en muchos casos, no pueden conseguirse en ningún otro lugar de Argentina.

Es importante destacar que el Barrio Chino fue denominado así únicamente por los comercios que hay en la zona, no porque la gente oriental tenga sus viviendas allí.

Por último, podemos finalizar nuestro recorrido por el barrio de Belgrano visitando el Museo Histórico Sarmiento. Se trata de un museo exclusivo de la historia nacional. La arquitectura del edificio es de estilo italiano, en sus inicios fue un petit hotel, el cual diseñó, en el año 1873, el arquitecto Juan Antonio Buschiazzo.

Dentro del museo encontraremos una sala donde pueden verse varias pertenencias originales del ex presidente Domingo Faustino Sarmiento, quien llevó a cabo su mandato del año 1868 al año 1974. Muchas de estas pertenencias fueron donadas por su propia familia, también un llamativo retrato que realizó su nieta, Eugenia Belín.

Se trata de un sitio ideal para adentrarse un poco más en la historia Argentina y conocer objetos originales de grandes personalidades que tuvo el país con el paso de los años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.